Las cortinas enrollables ofrecen múltiples ventajas en espacios grandes y lugares con grandes ventanales acristalados.

Su tejido ofrece protección solar y permite una buena transmisión de luminosidad a la vez que protege de los molestos
reflejos, también proporciona un buen aislamiento térmico,
lo que puede llegar a significar un ahorro de un 34% de la energía necesaria para la climatización.

Son válidas para instalaciones tanto de interior cómo de exterior en cuyo caso van guiadas por cables de acero o guías de aluminio,
también disponemos de sistemas de motorización.

Las cortinas enrollables son las que más se están imponiendo en los últimos 15 años, debido a su versatilidad y su fácil mantenimiento.